Elección Visible invita a declinar o votar
Jueves 24 de Septiembre de 2009 18:17

Bogotá, septiembre 24 de 2009. Elección Visible, coalición integrada por 12 organizaciones de la sociedad civil, independientes y plurales, cuyos únicos compromisos son con la democracia, el Estado social de derecho, el fortalecimiento institucional y la transparencia del proceso de elección de altos cargos de la justicia, y en esta ocasión del Fiscal General, reiteramos nuestra petición hecha desde hace más de 50 días a los tres integrantes de la terna: Virginia Uribe, Camilo Ospina y Juan Ángel Palacio, para que declinen su aspiración a dicho cargo. Consideramos que ésta es la vía más idónea para evitar un enfrentamiento entre el Presidente de la República y la H. Corte Suprema de Justicia, que termine debilitando institucionalmente a la Fiscalía.

Este acto de renuncia constituiría una prueba de grandeza y de independencia que no debe, ni será, entendido como una aceptación a los cuestionamientos sobre los candidatos, sino como una demostración de que el interés superior de Colombia está por encima de sus aspiraciones personales.

Celebramos que el Presidente haya hecho públicos los criterios que tuvo en cuenta para integrar la terna, pues ésta era una de las peticiones reiteradas de Elección Visible. Así mismo esperamos que la Corte dé a conocer el test de elegibilidad que elaboró para la evaluación de la terna.

Elección Visible hace unos días apoyó a la Corte en su decisión de no considerar viable la terna, pues con ella le estaba ahorrando al país y a la Fiscalía el desgaste de un gran número de votaciones infructuosas. Sin embargo, dada la ratificación de la terna por parte del Señor Presidente de la República, invitamos a la Corte a iniciar el proceso de votación, demostrando a través de este acto la inviabilidad de la misma, bien sea porque ninguno de los candidatos obtenga la mayoría requerida o por que se imponga el voto en blanco.

Finalmente, hacemos un llamado para que cese el cruce de comunicados de prensa y se dé paso al diálogo directo entre el Presidente y la Corte, con el fin de que esta elección concluya con la designación de un ciudadano(a) que reúna las máximas calidades para ejercer este cargo tan importante para Colombia y que garantice la independencia que requiere la coyuntura actual.