FALLOS DEL CONSEJO DE ESTADO PRECEDENTE PARA ACABAR CON ‘PUERTA GIRATORIA’ EN CORTES: ELECCIÓN VISIBLE
Elección Visible, coalición de nueve organizaciones que hace seguimiento a la elección de magistrados de altas cortes y otros dignatarios, recibe con satisfacción la decisión del Consejo de Estado en relación con la anulación de la elección del magistrado de la Corte Suprema, Francisco Ricaurte y del magistrado de la Corte Constitucional, Alberto Rojas Ríos.

"Esta decisión sienta un precedente para acabar con la denominada 'puerta giratoria' y el clientelismo judicial en las Altas Cortes", señala la doctora Gloria María Borrero, Directora de la Corporación Excelencia en la Justicia (CEJ) y vocera de esta coalición.

A su vez, hace un llamado a las autoridades judiciales para que acojan esta decisión significativa para la probidad, transparencia y lucha contra la inadecuada burocratización de la justicia y que de esta forma se extienda a otros casos como el del magistrado Pedro Munar.

También se espera que esta determinación se convierta en un precedente estable, el cual a su vez se debe blindar con una reforma que amplíe las inhabilidades que contempla el artículo 126 de la Constitución.

Respecto a la anulación de la elección de Alberto Rojas, Elección Visible esperaba que el Consejo de Estado fundamentara su decisión en los cargos relacionados con el buen crédito de su profesión y no en un error formal en su elección.

Ante la situación, hacemos un llamado a los entes nominadores y electores a aplicar los más altos estándares de transparencia, publicidad y selección por méritos en las elecciones que se avecinan para suplir las vacantes que se producirán una vez queden ejecutoriadas las decisiones del Consejo de Estado; procesos que Elección Visible seguirá activamente en todas sus etapas.

Elección Visible alertó oportunamente las respectivas inhabilidades y faltas de transparencia en estas elecciones. En el caso de los togados Munar y Ricaurte también rechazó el salto de magistrados entre Cortes y respecto al doctor Rojas solicitó de manera insistente su renuncia como magistrado, así como el aplazamiento de su posesión por parte del Presidente Santos, mientras se aclaraban sus antecedentes profesionales.