Corte Constitucional responde a señalamientos en los que se vio involucrada esta semana
Fuente: Ámbito Jurídico   
Viernes 27 de Junio de 2014 00:00
Como "regalo envenenado" calificó el presidente de la Corte Constitucional, Luis Ernesto Vargas Silva, las funciones electorales atribuidas al alto tribunal, a raíz de la polémica que despertó la postulación del exprocurador Edgardo Maya Villazón como su candidato a la Contraloría General de la República.

El magistrado defendió la transparencia de las actuaciones de la corporación y afirmó que la inclusión de quienes ya habían sido excluidos del proceso, como en el caso de Maya, no fue caprichosa, sino que se debió a un análisis concienzudo acerca del alcance del artículo 77 de su reglamento interno.

Vargas indicó que en la Sala Plena se plantearon dos interpretaciones de la norma como salida a la falta de definición de los electores. La posición defendida por los magistrados María Victoria Calle y Jorge Iván Palacio, afirmó, apuntaba a que se iniciara otro proceso, con nuevos aspirantes. A juicio de los juristas, la disposición no permitía tener en cuenta los nombres de quienes se presentaron en los dos procesos previos y fallidos de votación.

Sin embargo, la interpretación que se impuso fue que había lugar a la participación de todos los aspirantes, incluso aquellos que habían salido del proceso, sin que fuera necesario integrar una nueva lista; ello porque se trata, precisamente, de la salvedad incluida en la disposición, para no tener que adelantar una tercera convocatoria.

Frente a la decisión de Calle y Palacio de abandonar la Sala sin participar en la votación, el presidente de la Corte explicó que el inciso 5º del artículo mencionado se refiere al voto como de carácter obligatorio. Vargas recalcó que es reiterado el incumplimiento del reglamento por parte de algunos de sus colegas, sin señalar nombres propios, y repudió que también se filtren ponencias y otros asuntos sometidos a reserva.

El jurista insistió en que se optó por esta salida en defensa del principio de confianza legítima, y que las conclusiones del alto tribunal frente a este asunto tan controversial fueron producto de un arduo debate, en el cual se analizaron varias salidas, sin presiones. Vale mencionar que en declaraciones posteriores a medios radiales reconoció que magistrados de la Corte fueron invitados a una comida con el expresidente Ernesto Samper en casa del fiscal Eduardo Montealegre, donde se habló del tema.

Consulte la noticia completa en
http://bit.ly/1qVvQgw