El magistrado que busca frenar a toda una Corte
Fuente: Revista SEMANA   
Viernes 18 de Julio de 2014 00:00

En medio de lágrimas y aplausos este jueves el ahora exmagistrado de la Corte Constitucional Alberto Rojas Ríos se despidió de sus compañeros del alto tribunal, después de ser notificado del fallo que declaraba la nulidad de su elección. Rojas interpuso dos recursos para frenar su salida, pero fue derrotado.

Rojas, quien duró en el cargo apenas 14 meses, después de haber llegado allí en medio de una controversia por ejercer supuestamente la profesión de abogado con no muy 'buen crédito', dejó ponencias trascendentales como la del Marco Jurídico para la Paz, en donde abre la puerta a que todos los actores del conflicto puedan hacer política. También, le correspondió la ponencia que le quitó al ejecutivo la facultad de incrementar de manera autónoma el precio de la gasolina, entre otras.

Muchos creyeron que Rojas había tirado la toalla. Pero antes de irse radicó una tutela donde asegura que supuestamente se violó el debido proceso en el fallo que anuló su elección. La acción fue radicada en la Sección Primera.

Con ella el jurista busca que decreten una medida cautelar que suspenda la ejecución del fallo en su contra. De proceder Rojas podría volver al cargo hasta que haya una decisión de fondo en el alto tribunal. Así ocurrió con el alcalde Gustavo Petro.

En la tutela el ahora exmagistrado insiste en que el Consejo de Estado no era el competente para anular su elección puesto que, según él y los códigos, era la Corte Suprema de Justicia la encargada de estudiar la demanda de nulidad sobre su elección.

Este recurso, además de ser el último salvavidas de Rojas, tiene una connotación especial: ninguno de los cuatro magistrados que integran la Sección Primera podrá asumir el estudio de la misma, puesto que fue el Consejo en pleno el que postuló a Rojas para que fuera magistrado de la Corte Constitucional. Por esta razón se deberá nombrar conjueces quienes definirán si aceptan o no la acción de tutela.

Igualmente cabe la posibilidad que por importancia jurídica el caso, de ser admitido, sea llevado a Sala Plena, con lo cual se tendrían que nombrar 24 conjueces para que analizaran la solicitud.

¿Podrá el magistrado Rojas frenar el fallo y regresar al cargo? El Consejo de Estado tiene la palabra.

Consulte la noticia competa en 

http://www.semana.com/nacion/articulo/alberto-rojas-busca-frenar-toda-una-corte/396151-3